Resumen del Informe Final2017-03-03T18:33:20+00:00

A pesar de las reformas realizadas en los últimos años al sistema del derecho de familia, a muchas personas todavía les resulta difícil utilizar el sistema para llegar a la solución de sus problemas familiares.  La Comisión Jurídica de Ontario (LCO) ha hecho recomendaciones para mejorar los “puntos de entrada” al sistema, para las personas que comienzan a pensar en cómo manejar sus conflictos familiares.  Al escribir nuestro informe final, Incremento del acceso a la justicia de familia a través de puntos de entrada abarcadores y participativos, el LCO ha tenido la ventaja de consultar a las personas que han utilizado el sistema y a las personas que trabajan en el sistema, de tener las contribuciones de nuestro grupo asesor del proyecto,  de la retroalimentación a nuestros diversos documentos de consulta y al informe provisional, así como de muchos otros informes de otras organizaciones e informes académicos en los que se ha discutido el sistema del derecho de familia y hecho sugerencias para su reforma.

Se identificaron los siguientes problemas de los adolece el sistema, en particular:

  • La gran cantidad de información y la dificultad en la comprensión de la misma;
  • La carencia de servicios jurídicos asequibles;
  • La necesidad de tener en consideración a la diversa población de Ontario; y
  • La conexión entre los problemas legales de la familia y otros problemas familiares.

Hemos tenido la oportunidad de evaluar el sistema actual y nuestras propuestas en función de los puntos de referencia que consideramos un buen punto de entrada al sistema del derecho de familia, que debe cumplir:

  • el suministro de información accesible a disposición de las personas en su vida cotidiana;
  • la existencia de un centro único para la información en línea;
  • el suministro de información impresa disponible para las personas que no puedan acceder a Internet;
  • la ayuda a personas que por una u otra razón podrían tener dificultades para acceder, comprender lo leído o solicitar información; 
  • la ayuda para que las personas decidan de la mejor manera cómo manejar sus problemas familiares, incluso si sus problemas fueran realmente problemas legales; 
  • la planificación del sistema para que éste vincule sin problemas una parte con la otra, sin duplicar los servicios y  hacer que las personas tengan que contar su historia una y otra vez; 
  • el tener en cuenta las necesidades de las diferentes comunidades y sus características; 
  • la consulta con las comunidades afectadas en los puntos de entrada planificados; 
  • la prestación de servicios a precios asequibles sin disminuir la calidad de los servicios;
  • el tratar problemas  familiares legales y otros relacionados de una forma holística; y 
  • la creación de un modelo que sea sostenible a largo plazo.

Aunque hay varias fuentes útiles de información para grupos específicos, como las comunidades culturales o las mujeres que han sufrido violencia doméstica, en general la cantidad de información sobre el sistema del derecho de familia es abrumadora y creciente estando la misma disponible en línea principalmente.  La información se brinda también en forma impresa y personalmente.  El Internet puede ser un lugar útil para encontrar la información, pero para las personas que no tienen acceso a computadoras o que carecen de conocimientos informáticos, para las que viven en zonas remotas o cuya lengua materna no es el inglés o el francés, así como para las personas con bajo nivel de alfabetización o dificultades cognitivas, el mismo no es útil. Los servicios de información telefónicos presentan también las mismas dificultades.  Sugerimos que la información sea proporcionada  centralmente y que se tenga en consideración las dificultades que ciertos grupos de personas puedan tener para acceder a la misma a través de Internet con el objetivo de decidir cuándo es que una persona  necesita ayuda personalizada para entender la información sobre el sistema del derecho de familia.

La información se proporciona también de forma personal en los Centros de Información del Derecho de Familia (FLIC) y a través del Programa de Información Obligatoria. Los FLIC se encuentran generalmente en los juzgados y el MIP se ofrece a través del sistema judicial. Nos preocupa que las personas que necesitan información ni siquiera piensen en ir a buscarla a los tribunales y que algunas personas no quieran acceder a la información en los juzgados.  Por lo tanto, concluimos que la información debe de estar disponible en otros sitios que no sean los juzgados para ayudar a que esas personas comprendan de que se les puede proporcionar esa misma información a través de los “intermediarios de confianza” (como pudieran ser los trabajadores de los centros comunitarios) que han recibido una formación específica y  que pueden tener acceso a la ayuda cuando les sea necesaria.

Muchos estudios han señalado que la representación legal privada es asequible sólo para las personas con altos ingresos y que la asesoría jurídica de oficio sólo es asequible  para las personas con muy bajos ingresos. . Por lo tanto, hay muchas personas que necesitan ayuda legal pero que no pueden permitírselo. Es importante que se les proporcione una representación legal plena a las personas que no pueden representarse a sí mismas, incluso con ayuda irregular. De lo contrario, sugerimos que se considere la posibilidad de que los asistentes de abogado puedan proporcionar algunos tipos de servicios a la familia, de darles una mayor oportunidad a los estudiantes de derecho para que brinden ayuda y a que los intermediarios de confianza sean capacitados para proporcionar ciertos tipos de asistencia.

Nuestras principales recomendaciones se relacionan con el desarrollo de centros o redes multi-disciplinarias, multi-funcionales o integrales. Los problemas relacionados con el derecho de familia frecuentemente se agudizan, empeoran o son particularmente difíciles de resolver debido a la existencia de otros tipos de problemas, tales como deudas altas o problemas de salud mental. Proponemos centros que ofrezcan servicios legales y de otro tipo a cualquier persona que enfrente problemas legales de familia, o el desarrollo de redes que enlacen la asistencia jurídica familiar con la asistencia de otro tipo, y que puedan dirigir a las familias hacia los recursos legales más efectivos y de otro tipo para la solución de sus problemas.

Recomendamos que

  • las principales partes interesadas en la familia desarrollen un plan para la creación de estos centros y redes globales, teniendo en cuenta los criterios que identificamos en nuestro informe;
  • el plan reconoce que éstos pueden tener que ser desarrollados en un cierto plazo de tiempo, pero que los  objetivos para su logro deben de estar identificados;
  • el plan incluye un método de evaluación de los centros y las redes; y
  • el gobierno de Ontario facilita la creación de dos proyectos piloto para dos áreas de la provincia, usando los puntos de referencia que hemos identificado para los puntos de entrada efectivos al sistema.

El Informe final del LCO (en inglés y francés) y los resúmenes en inglés, francés, árabe, chino mandarín, punjabi, somalí, español, tamil y urdu, se puede encontrar en www.lco-cdo.org.  El sitio web del LCO permite la traducción a múltiples idiomas a través de Google Translate del informe final completo.